Como cuidar la Ropa Blanca

No sé si como yo, tú también amas la ropa blanca y compras y compras; y sientes que nunca serán suficientes. Para mí son un básico infalible: son lindas, elegantes y prácticas. El problema es que muchas veces resulta difícil mantenerlas impecables y lograr que el color se mantenga inmaculado por mucho tiempo. No sé si te ha pasado que la ropa blanca suele ponerse amarillentas sobre todo en el área de axilas; opacando el color blanco que nos encanta de las mismas. Cualquier roce o mancha, por pequeña que sea; se nota muchísimo. Por ello ahora te voy a compartir unos cuantos trucos para que aprendamos cómo blanquear la ropa blanca. Muchos de esos truquitos son de mi suegra, que he usado para el cuidado de mi ropa blanca que amo y que trato me perdure en el tiempo.

Por más cuidadosos que seamos, al poco tiempo de usarlas la ropa blanca puede tomar un color amarillento que la hará parecer sucia o dañada. Pero no hay razón para perder las esperanzas: te contamos cómo prevenirlo y cómo blanquear ropa amarillenta y devolverle a tus prendas su color original. Secretos para resolverlo en casa y con ingredientes fáciles de conseguir.

 Pero antes de compartir los truquitos sobre cómo devolverles el blanco a tus piezas, aquí algunos trucos a evitar que la ropa blanca se ponga amarilla:

  • Cuida las telas: los productos de limpieza contienen químicos que pueden manchar las prendas, especialmente las de poliéster.
  • Antes de lavar fíjate en el tipo de tela o tejido que estás lavando y lee bien las instrucciones de lavado. A veces no leemos y es importante que no se puede lavar igual la seda que el algodón o la lana.
  • Usa agua fría. Es preferible lavar la ropa blanca o de colores claros con agua muy caliente, porque le saca brillo.
  • A la hora de lavar, no mezcles la ropa blanca con la de color, ya que puede desteñir y manchar.
  • No coloques demasiada ropa en la lavadora, porque eso hace que el detergente o el agua con cualquier mezcla de producto natural no llegue a todas las prendas por igual.
  • Cuando vayas a lavar tu ropa blanca, usa siempre agua bien cristalina para evitar que se manchen las fibras de la tela.
  • Evita que caiga perfume y ensuciar con desodorante mojado sobre la ropa blanca. Al momento de colocar cremas en tu piel, espera que se absorba totalmente antes de ponerte la ropa blanca.
  • Los rayos UV son blanqueadores naturales. Así que, si puedes, seca tu ropa blanca al sol, evita el uso de la secadora.

Importante es no esperar a que la ropa blanca se ponga amarillenta para cuidar su color. Usa antes estos trucos que te comparto:

1- El Bicarbonato es económico y actúa en profundidad sobre la tela, consiguiendo eliminar las manchas sin dificultad. Si quieres que sea más efectivo puedes mezclarlo con vinagre blanco. Para manchas contundentes, aplícalo mezclado con un poco de jugo de limón sobre la mancha.

2- Vinagre blanco: Sabías que el vinagre blanco ayuda a suavizar las telas para no tener que recurrir a los suavizantes industriales. Mézclalo con un poco de jugo de limón para lograr un olor más agradable. Agrega una taza y/o taza y media al detergente que usas para colocar en la lavadora, lava como de costumbre y; si tus prendas tienen manchas, aplica vinagre sobre la zona afectada y déjalo actuar una hora antes de lavar tu ropa blanca.

3. Jugo de limón: El limón contribuye a limpiar la ropa blanca de manera profunda. Además, saca todo tipo de suciedad de la ropa blanca y deja la misma reluciente usado junto a otros productos como el vinagre blanco. Para blanquear ropa blanca con este truco casero, llena una olla con agua y rodajas de limón y ponla a hervir. Remoja las piezas blancas durante una hora, antes de lavarlas de forma habitual.

 4. Leche Entera. Este truco sí que me sorprendió cuando me lo recomendaron para lavar y blanquear mi ropa blanca. La idea es incorpora la ropa blanca en una cubeta con leche entera y déjarla reposar una o dos horas. Luego puedes proceder a lavar de la forma habitual y repetir el remojo si lo consideras necesario.

5. Agua oxigenada: añadir a una cubeta con agua un poco de agua oxigenada. En la misma sumergir la ropa blanca y dejarla durante 2 horas. Luego, enjuágalas y lávalas como siempre. Un consejo extra: si la prenda es de tela delicada, agrégale al agua un chorrito de detergente líquido y un par de cucharas de agua oxigenada. Déjala actuar una hora y luego enjuágala.

 Ya que conocemos estos truquitos específicos para blanquear la ropa blanca, te comparto como lavarla:

 Antes de empezar a lavar tu ropa blanca, es importante que identifiques que detergente vas a usar para lavarla. Para empezar, separa la ropa blanca del resto de tu ropa; nunca debes lavarlas juntas. Usa un poco de producto quitamanchas en los cuellos y puños de la ropa blanca (en caso de ser camisas y camisetas), pues es el lugar donde suele acumularse más suciedad. Añade una medida de detergente en una cubeta con agua caliente y pon en remojo la ropa blanca durante una hora.

Luego, mete la ropa en la lavadora y lava a la temperatura más alta recomendada. Sécala al aire libre, pues como vimos, la luz del sol es un blanqueador natural y obtendrás mejores resultados secándola así que al hacerlo con secadora, salvo que vivas en un lugar donde no tengas como colgarlas. Comprueba cada día que uses tu ropa blanca si la misma presenta alguna manchita y trátala lo antes posible con el producto adecuado, sobre todo si ves que comienzan a aparecer esas odiosas manchas amarillentas.

Espero que estos truquitos te sirvan y comiences usarlos para prolongar la vida de tu ropa blanca!

 

 


Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published